Jueves 4 de Agosto 2022
ADRIANA BARRIENTOS

Adriana Barrientos: la mala actitud que Raquel Argandoña no dejó pasar

La Leona quiso hacer una broma pero la cuestión salió mal para la Quintrala.

Adriana Barrientos. Fuente: (ChileShow).
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

Adriana Barrientos es, sin dudas, uno de los personajes más controversiales de la farándula nacional y por eso fue convocada a conformar uno de los paneles más picantes de las pantallas: el de “Zona de Estrellas”.

Es que para el espacio de Zona Latina no fue suficiente con tener de conductor a Mario Velasco junto a los filosos periodistas Hugo Valencia, Cecilia Gutiérrez y Raquel Argandoña, que decidió sumar a Adriana Barrientos a las pistas de las copuchas. 

Y como era de esperarse, en un equipo de pesos pesados no iban a tardar en llegar los encontronazos. Esta vez fue la mismísima Raquel Argandoña quien no tardó ni medio segundo en parar los carros a la modelo cuando bromeaba en el estudio, como es habitual de ella. ¿Qué ha ocurrido?

Todo partió cuando, en el último capítulo, el ciclo avanzaba con normalidad hasta que Barrientos protagonizó un chascarro que no pasó desapercibido: se le cayó su taza de té sobre la mesa mojando todos los papeles, incluyendo los guiones, y un costoso anteojo marca Gucci que estaba allí arriba.

Ante lo sucedido, fue la madre de Kel Calderón quien no dudó en ser la primera en colaborar con su compañera para limpiar las cosas que humedeció, aunque no recibió el agradecimiento de la ‘influencer’, ni siquiera con un gracias. Pues todo lo contrario, ya que la mediática lanzó: “Raquel me va a limpiar los anteojos. Espérame, ¿creen que ha hecho aseo alguna vez?", expresó en tono de burla, chiste que a la Raca le cayó bastante latoso.

"Oye, ¿qué te creí vo'? Soy dueña de casa. Te voy a invitar un día y te vas a sorprender. ¿Por qué crees que dejo a los hombres locos? Mira, se impresionan", se defendió la estrella de televisión.

Sin embargo, lejos de apaciguar el tono, la otra prosiguió: “La Raquel me hizo aseo. Ojo los diarios”, sentenció mientras dejaba ver en cámara lo limpio que quedaron sus gafas tras el tierno gesto de su colega que la colaboró. 

Así, aunque parezca que siempre están al borde de las rispideces, Adriana Barrientos pudo adaptarse muy bien a la personalidad de la primogénita de Nano Calderón. No es un secreto en el medio que ambas son dueñas de caracteres difíciles de llevar y que, sobre todo, no tienen problemas de decir lo que piensan aunque caiga mal. ¿Habrá mucho más tiempo de paz entre ellas?