Sábado 11 de Mayo 2024
ESTADOS UNIDOS

Acceso a la Salud en Estados Unidos: Desbloqueando la Cobertura Médica sin Fronteras

Desde los sueños hasta la realidad, miles de personas cruzan fronteras en busca de una vida mejor. Sin embargo, al llegar a la tierra de la libertad, se enfrentan a un nuevo desafío: la salud. Descubre cómo obtener cobertura médica en Estados Unidos y garantizar tu bienestar.

(Fuente: Pinterest).
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

La salud es un tesoro universal que trasciende fronteras, pero al emigrar, se transforma en un desafío. ¿Te has preguntado cómo algo tan esencial puede convertirse en un rompecabezas al cambiar de país? La sola idea de enfrentar el sistema de salud de Estados Unidos, tan ajeno a lo que conocías, puede resultar abrumadora. Sin embargo, no estás solo; estamos aquí para guiarte a través de este laberinto con soluciones legítimas y adaptadas a cada Estado.

El sistema de salud en Estados Unidos es conocido por su complejidad y altos costos, y muchos inmigrantes se encuentran sin un seguro médico que les garantice una atención de calidad. Pero hay buenas noticias: existen opciones accesibles que pueden proteger tu bienestar y el de tus seres queridos sin comprometer tu economía.

Hoy, desvelaremos los 7 requisitos indispensables para acceder a una cobertura médica que se ajuste perfectamente a tus necesidades y circunstancias.

1) Estatus Migratorio que Califique

Tu visa o estatus legal en Norteamérica es tu pasaporte para acceder a los servicios de salud El Mercado de Seguros Médicos es una plataforma en línea donde puedes comparar y seleccionar entre diversos planes de salud que ofrecen beneficios esenciales. Algunos de los estatus migratorios que califican incluyen residentes permanentes legales, asilados, refugiados, participantes cubanos o haitianos, entre otros.

2) Ingreso Familiar Adecuado

Debes contar con un ingreso familiar que te permita acceder a subsidios o reducciones de costos. Estas ayudas económicas las brinda el gobierno para cubrir una parte de la prima mensual del plan de salud que elijas. Las reducciones de costos son descuentos que se aplican al deducible, al copago y al co-seguro que debes pagar cuando recibes un servicio médico. Estos beneficios dependen de los ingresos que esperas tener durante el año y del tamaño de tu familia. Recuerda que no todos los tipos de ingresos cuentan para determinar tu elegibilidad.

(Fuente: Pinterest).

3) Inscripción o Renovación de tu Plan de Salud

Durante ciertos períodos específicos, tienes la oportunidad de solicitar, cambiar o cancelar tu cobertura médica para el próximo año. Para inscribirte, debes cumplir con ciertos criterios de elegibilidad, como residir en los Estados Unidos, ser ciudadano, nacional o estar legalmente presente como no ciudadano en América del Norte.

En caso de una emergencia médica, existen opciones como los seguros de salud a corto plazo o los planes de indemnización hospitalaria que pueden brindarte asistencia. Sin embargo, ten en cuenta que estos seguros ofrecen una cobertura limitada y no cumplen con los requisitos mínimos de cobertura. 

4) Obtener un Examen Médico de Inmigración Válido

Este examen es un requisito obligatorio para todos los solicitantes de visa, tarjeta de visa o tarjeta de residencia permanente en los Estados Unidos. Consiste en una evaluación física y mental, un historial médico y una revisión del registro de vacunación. Este componente esencial del proceso migratorio es necesario para obtener una tarjeta verde. 

(Fuente: Pinterest).

5) Obtener un Número de Seguro Social Válido en los Estados Unidos

El número de Seguro Social, compuesto por nueve dígitos, es fundamental para identificar a las personas que viven o trabajan en los Estados Unidos. Este número se utiliza para solicitar cobertura médica en el Mercado y verificar la identidad, el estado migratorio, los ingresos y la elegibilidad para subsidios y reducciones de costos.

Si aún no tienes un número de seguro social, puedes solicitarlo en la oficina local de la Administración del Seguro Social. Para ello, deberás presentar documentos que verifiquen tu edad, identidad y estado migratorio. Ten en cuenta que este proceso puede ser largo y complicado, especialmente si no cuentas con los documentos requeridos o si enfrentas dificultades para acceder a ellos. Por lo tanto, es importante estar bien informado y asesorado sobre los derechos y obligaciones asociados a tener un número de seguro social. Además, asegúrate de que el número tenga nueve dígitos y esté dividido en el número de área (los primeros tres dígitos), el número de grupo (los dígitos cuarto y quinto) y el número de serie (los últimos cuatro dígitos).

6) Prueba de residencia en el estado donde solicitas la cobertura médica

Al solicitar cobertura médica en un estado específico, es fundamental contar con una prueba de residencia en ese estado. Muchas personas no consideran este aspecto antes de cruzar la frontera. Si tienes un seguro de salud de tu país de origen, es posible que no sea útil en América del Norte o que solo te cubra en situaciones de emergencia. Por lo tanto, es crucial que te informes sobre las opciones disponibles y los requisitos que debes cumplir.

El Mercado de Seguros de Salud ofrece diferentes planes según el estado en el que residas. Para inscribirte, debes demostrar que vives en ese estado. Puedes hacerlo presentando documentos como una licencia de conducir, una factura de servicios públicos, un contrato de alquiler, una declaración de impuestos o una carta de un empleador, una escuela o una organización comunitaria que confirme tu dirección. Asegúrate de que los documentos estén actualizados y muestren tu nombre y dirección completa. Si cambias de dirección, actualiza tu información lo antes posible y revisa los beneficios y limitaciones de tu seguro de salud en los Estados Unidos.

(Fuente: Pinterest).

7) Prueba de residencia de tu país natal

Para acceder a tus derechos y obligaciones como ciudadano de tu país natal, necesitas contar con una prueba de ciudadanía. Este documento también te permitirá acceder a beneficios adicionales que tu gobierno ofrece a sus connacionales que residen en los Estados Unidos. Para obtener una prueba de tu ciudadanía, puedes presentar tu pasaporte, acta de nacimiento, credencial de elector o matrícula consular.

(Fuente: Pinterest).