Viernes 5 de Enero 2024
RECETA FACIL

Receta fácil sin horno de flan de manzana

Te resolvemos el postre con esta novedosa idea.

Receta fácil. Fuente:(Instagram)
Por
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

La hora de la merienda o del postre en algunos hogares es un momento obligatorio para acompañar con un delicioso postre. En su defecto si estás sin tiempo puedes optar por esta receta fácil, sin horno para solucionar tus problemas. Un sencillo flan cremoso es lo ideal, pero este no es cualquier flan, es uno que tiene como protagonista a una fruta que todos adoran.

Es así que la receta fácil de flan de manzana pasará a ser la estrella de tus tardes o de tus colaciones como algo dulce y sano para saborear en familia. Es una alternativa a los típicos sabores de vainilla, chocolate o dulce de leche, con la novedad de que puedes realizarlo en su casa sin la necesidad de prender el horno.

Ingredientes

  • 1 manzana roja de buen tamaño, sin su cáscara
  • 1 lata de leche condensada 
  • 2 cdas de yogur griego sin azúcar
  • 1 barra de queso crema
  • 1 lata de leche evaporada 
  • 6 huevos
  • 1 cdita de canela molida
  • 1 cdita de esencia de vainilla
  • Caramelo líquido, la cantidad que prefieras añadirle

Paso a paso

Lo primero que debes hacer es preparar una buena cantidad de caramelo, acto seguido tomar un molde y cubrir el mismo con la mezcla previamente realizada. Reservarlo en un extremo de tu cocina mientras procedes a realizar la preparación.

Tomar la manzana y cortarla en cubos reducidos en su tamaño. Colocarlas en una licuadora y mezclar junto con la leche condensada, el yogur griego, queso crema y leche evaporada. Licuarlo todo por el periodo de unos minutos hasta que logres notar que todo se unió en una mezcla homogénea. 

Abrir la licuadora y añadir de a uno cada huevo, en total deben ser seis piezas. Agregar la canela molida y esencia de vainilla, realizar el mismo paso anterior hasta que todo se incorpore correctamente.

Pasar el contenido a un molde con papel aluminio y cocinar a baño maría por 40 o 50 minutos manteniendo una hornalla a medio-bajo. Cuando culmine el tiempo de cocción, recurriremos al típico procedimiento que usamos en los bizcochos para corroborar su estado, con un cubierto limpio y seco, pinchar la superficie y sale limpio es porque ya está listo.

Dejar que repose alrededor de 10 minutos antes de proceder a desmoldar sobre un plato plano. Llevar al congelador por media hora con el objetivo que termine de concretar su consistencia. Al finalizar esta receta fácil, solo resta emplatar y añadirle lo que más te guste.