Viernes 29 de Diciembre 2023
ESCAPADA

Isla Robinson Crusoe: la escapada perfecta del fin de semana

Conoce la historia de los náufragos, los piratas y los tesoros.

Escapada. Fuente: (Twitter)Créditos: Twitter.
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

¿Te imaginas vivir en una isla remota, rodeado de naturaleza salvaje y sin contacto con el mundo exterior? Esa fue la experiencia de Alejandro Selkirk, un marinero escocés que pasó cuatro años y cuatro meses en la Isla Robinson Crusoe, en el archipiélago Juan Fernández, frente a las costas de Chile. Su historia inspiró al escritor Daniel Defoe para crear la famosa novela Robinson Crusoe, publicada en 1719. 

Pero Selkirk no fue el único personaje que pisó esta isla. Antes que él, la isla fue visitada por piratas, corsarios y exploradores, que dejaron sus huellas y sus tesoros en sus costas. La isla también fue escenario de batallas navales, como la del SMS Dresden, un crucero alemán que se hundió en la bahía Cumberland durante la Primera Guerra Mundial. 

Hoy en día, la isla es un destino turístico que ofrece una gran variedad de actividades para los fanáticos de la aventura y el misterio. La isla es parte del Parque Nacional Archipiélago de Juan Fernández, declarado Reserva de la Biósfera por la UNESCO en 1977. En su superficie, se pueden encontrar más de 130 especies de plantas y 70 de animales endémicos, es decir, que solo existen en este lugar. 

Entre las especies más destacadas se encuentran el picaflor rojo de Juan Fernández, el ave más pequeña de Chile; el lobo marino de dos pelos, el más amigable del mundo; y la langosta de Juan Fernández, un manjar que se puede degustar en los restaurantes locales

La isla también ofrece diversas opciones para practicar deportes acuáticos, como el buceo, el kayak, la pesca y la vela. Sus aguas cristalinas permiten observar la rica vida marina, como corales, peces de colores, tortugas y delfines. Además, se pueden visitar lugares históricos, como la Cueva de los Patriotas, donde estuvieron presos los independentistas chilenos en 1814; el Museo de Alejandro Selkirk, donde se exhiben objetos relacionados con su vida; y el Mirador de Selkirk, donde se puede apreciar una vista panorámica de la isla. 

Para llegar a la isla, se puede tomar un avión desde Santiago o Valparaíso, o un barco desde Valparaíso o San Antonio. El viaje dura entre dos y cuatro horas en avión, y entre 24 y 36 horas en barco. La isla cuenta con una pista de aterrizaje, un puerto, un hospital, una escuela, una iglesia, una biblioteca, una oficina de correos, una radio y una televisión. La población actual es de unos 1.000 habitantes, que viven principalmente en el poblado de San Juan Bautista, en la bahía Cumberland

La Isla Robinson Crusoe es un lugar único en el mundo, que combina naturaleza, historia y cultura. Es un destino ideal para los que buscan escapar de la rutina y vivir una experiencia inolvidable. ¿Te animas a conocerla?