Jueves 28 de Diciembre 2023
RECETA

Pollo al jugo, una receta sencilla y económica de la Región Metropolitana de Santiago

Se trata de un plato que ha pasado de generaciones y que ha sabido conservar su esencia y su sabor a lo largo de los años.

Receta. Fuente: (Twitter)Créditos: Twitter.
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

El pollo al jugo es una de las recetas más populares y tradicionales de la gastronomía chilena, especialmente de la Región Metropolitana de Santiago, donde se consume con frecuencia en los hogares y restaurantes. Se trata de un plato sencillo, económico y nutritivo, que consiste en cocinar presas de pollo en una salsa de cebolla, zanahoria, tomate, apio, cilantro y caldo de pollo, que le da un sabor intenso y aromático.

El origen del pollo al jugo se remonta a la época colonial, cuando los españoles trajeron el pollo a América y lo adaptaron a los ingredientes locales. Según algunos historiadores, el pollo al jugo se inspiró en el pollo en pepitoria, un guiso español que lleva almendras, azafrán y vino blanco. Sin embargo, con el tiempo, el pollo al jugo fue adquiriendo su propia personalidad y se convirtió en un plato emblemático de la cocina chilena.

El pollo al jugo es muy fácil de preparar y solo requiere de unos pocos ingredientes que se pueden encontrar en cualquier mercado o supermercado. Lo primero que hay que hacer es cortar el pollo en presas, alíñarlo con sal, pimienta, comino y orégano, y dorarlo en una sartén con aceite.

Luego, se sofríe la cebolla, el pimiento, el apio, el cilantro y el tomate, y se licúa todo con caldo de pollo o agua. Se agrega la zanahoria cocida y se vuelve a licuar hasta obtener una salsa homogénea. Finalmente, se añade el pollo y se cocina a fuego lento hasta que esté tierno y jugoso.

El pollo al jugo se puede servir con diferentes acompañamientos, como arroz blanco, papas cocidas, puré de zapallo, ensalada de lechuga o aguacate, o pan amasado. También se puede agregar un toque de limón, ají o salsa de soja para darle más sabor. El pollo al jugo es un plato ideal para disfrutar en familia o con amigos, ya que es abundante, sabroso y reconfortante. Además, es una buena opción para aprovechar las sobras de pollo y preparar un plato diferente y nutritivo.

El pollo al jugo no solo es delicioso, sino que también tiene beneficios para la salud. El pollo es una fuente de proteína de alta calidad, que ayuda a fortalecer los músculos, los huesos y el sistema inmunológico. También contiene un aminoácido esencial, llamado triptófano, que actúa a nivel cerebral y favorece la producción de serotonina, una hormona que regula el estado de ánimo y combate la depresión, la ansiedad y el estrés. Por otro lado, la salsa de verduras aporta vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes, que previenen el envejecimiento celular, mejoran la digestión y protegen el corazón.

El pollo al jugo es, sin duda, una receta que representa la cultura y la identidad de la Región Metropolitana de Santiago, y que refleja la diversidad y la riqueza de la gastronomía chilena. Se trata de un plato que ha pasado de generación en generación, y que ha sabido conservar su esencia y su sabor a lo largo de los años.