Sábado 30 de Diciembre 2023
MONEDAS

Cómo coleccionar y valorar las monedas de 10 pesos chilenas: consejos y recursos

Todos los detalles que necesitas saber para tu colección.

Créditos: Twitter.
Por
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

Coleccionar monedas es una afición que puede aportarnos muchos beneficios, como aprender sobre la historia, la cultura y la numismática de un país, desarrollar nuestra capacidad de observación y análisis, y disfrutar de la belleza y el valor de estas piezas. En Chile, una de las monedas más populares y variadas entre los coleccionistas es la moneda de 10 pesos, que ha experimentado diversos cambios en su diseño y características a lo largo de los años. En esta nota, te explicaremos cómo coleccionar y valorar las diferentes variantes de la moneda de 10 pesos chilena, y te daremos algunos consejos y recursos útiles para que puedas iniciarte o mejorar en esta actividad.

La historia de la moneda de 10 pesos chilena

La moneda de 10 pesos chilena tiene una extensa y rica historia, que se remonta al año 1975, cuando se introdujo la primera versión de esta moneda, conocida como “peso escudo”. Esta moneda, que tenía un diámetro de 26 mm y un peso de 7,5 g, fue acuñada en cobre níquel y presentaba en el anverso el escudo nacional y en el reverso la imagen del ángel de la Libertad, símbolo de la independencia de Chile.

Esta moneda se mantuvo en circulación hasta 1981, cuando fue reemplazada por una nueva versión, más pequ*ña y ligera, con un diámetro de 20 mm y un peso de 3,5 g, que también estaba hecha de cobre níquel y mostraba el mismo diseño en el anverso y el reverso. Sin embargo, esta moneda presentaba un error en el reverso, ya que el ángel de la Libertad miraba hacia la izquierda, en vez de hacia la derecha, como en la versión anterior. Este error se corrigió en 1982, cuando se acuñó una nueva serie de monedas de 10 pesos, con el mismo tamaño y material, pero con el ángel de la Libertad mirando hacia la derecha. Esta moneda se conoce como “el ángel invertido”, y es una de las más buscadas y valiosas por los coleccionistas, ya que se trata de una pieza única y excepcional.

En 1984, se introdujo una nueva versión de la moneda de 10 pesos, que cambió el material de cobre níquel por aluminio bronce, y el diseño del reverso por la imagen del cóndor andino, el ave nacional de Chile. Esta moneda, que tenía un diámetro de 20 mm y un peso de 3 g, se acuñó hasta 2000, cuando se emitió una nueva serie, con el mismo material y diseño, pero con un diámetro de 21 mm y un peso de 3,35 g. Esta moneda se acuñó hasta 2009, cuando se lanzó una nueva versión, que cambió el material de aluminio bronce por una aleación bimetálica, compuesta por un núcleo de acero inoxidable y un anillo de aluminio bronce. Esta moneda, que tenía un diámetro de 21 mm y un peso de 4 g, presentaba en el anverso el escudo nacional y en el reverso la imagen del cóndor andino, junto al valor facial y la fecha. Esta moneda se acuñó hasta 2017, cuando se emitió la última versión de la moneda de 10 pesos, que tiene el mismo material, tamaño y peso que la anterior, pero con un diseño diferente en el anverso, donde se muestra el escudo nacional rodeado por una corona de laurel y una cinta tricolor con la leyenda “Bicentenario República de Chile”, en conmemoración del bicentenario de la independencia de Chile.

Cómo coleccionar y valorar las monedas de 10 pesos chilena

Como hemos visto, la moneda de 10 pesos chilena ha tenido diversas variantes en su historia, lo que la hace muy interesante y atractiva para los coleccionistas. Sin embargo, para coleccionar y valorar estas monedas, es necesario tener en cuenta algunos aspectos fundamentales, como el grosor, el canto, el año de acuñación y el estado de conservación de las piezas.

  • El grosor: el grosor de la moneda de 10 pesos chilena ha variado con los años, debido a cambios en los procesos de acuñación. Las primeras monedas eran más delgadas y ligeras que las versiones posteriores. Los coleccionistas suelen buscar ejemplares de estas monedas más antiguas con un grosor específico, ya que son más escasos y valiosos. El grosor es una característica que puede variar de una emisión a otra, por lo que es importante estar atento a los detalles al evaluar estas monedas.
  • El canto: el canto de la moneda de 10 pesos chilena también ha cambiado con el tiempo, presentando diferentes tipos, como estriado y liso. Los cambios en el canto pueden indicar la época en que se acuñó la moneda y, a menudo, están relacionados con cambios en el diseño o la composición de la moneda. Algunos coleccionistas se especializan en buscar variantes de canto específicas, lo que puede agregar un nivel adicional de complejidad y emoción a la afición.

  • El año de acuñación: el año de acuñación de la moneda de 10 pesos chilena es otro factor clave para coleccionar y valorar estas monedas, ya que determina la serie a la que pertenece la pieza y su disponibilidad en el mercado. Con los años, se han emitido diferentes series de estas monedas, cada una con su propio diseño y características distintivas. Algunas de las series más antiguas pueden ser especialmente difíciles de encontrar y, por lo tanto, más valiosas para los coleccionistas. La investigación y el conocimiento de las diferentes emisiones en la historia son fundamentales para identificar y valorar las monedas de 10 pesos chilena en función de su año de acuñación.
  • El estado de conservación: el estado de conservación de la moneda de 10 pesos chilena es otro aspecto esencial para coleccionar y valorar estas monedas, ya que influye directamente en su calidad y su precio. El estado de conservación se refiere al grado de desgaste o deterioro que presenta la moneda, debido al uso o al paso del tiempo. Cuanto mejor sea el estado de conservación de la moneda, mayor será su valor y su atractivo para los coleccionistas. Para determinar el estado de conservación de una moneda, se utilizan diferentes escalas o criterios, como la escala de Sheldon, la escala de Krause o la escala de la Asociación Numismática de Chile.

Consejos y recursos para coleccionar monedas de 10 pesos chilena

Si te interesa coleccionar monedas de 10 pesos chilena, te damos algunos consejos y recursos que te pueden ayudar a iniciarte o mejorar en esta actividad:

  • Busca información y aprende sobre la historia, la cultura y la numismática de Chile, y sobre las características y variantes de la moneda de 10 pesos chilena. Puedes consultar libros, revistas, catálogos, páginas web, blogs, foros, redes sociales o podcasts especializados en el tema.
  • Adquiere monedas de 10 pesos chilena de forma segura y confiable, a través de fuentes autorizadas y reconocidas, como bancos, casas de cambio, casas de subastas, tiendas especializadas, ferias, exposiciones o clubes de coleccionistas. Evita comprar monedas de dudosa procedencia o calidad, que puedan ser falsas, robadas o dañadas.
  • Limpia y conserva tus monedas de 10 pesos chilena de forma adecuada, para evitar que se deterioren o pierdan valor. Puedes usar métodos caseros.