Jueves 24 de Noviembre 2022
PABLO MACKENNA

Pablo Mackenna: lo que todos querían saber de su compleja historia

El animador estará como invitado en la "Divina Comida".

Pablo Mackenna. Fuente: (Twitter).
Escrito en ENTRETENIMIENTO el

Pablo Mackenna es conocido por su participación en la animación de la versión local del programa de Argentina, CQC, en el cual estuvo animado por tres años. Sin embargo por un incidente con la justicia fue retirado.

Ahora, Pablo Mackenna estará en el nuevo capítulo de la "Divina Comida" el espacio de conversación de Chilevision. El presentador junto a las actrices Tamara Acosta y Mariana Derderián y el periodista, Francesco Gazzella hablará sobre todo lo que ha vivido en los últimos meses debido un problema de salud fuerte.

Uno de los temas del que entregará más detalles, el conductor de televisión será su lucha contra el cáncer, y cómo está enfermedad ha marcado su vida y la de sus familiares.

Me mejoré de un cáncer, tuve mucha suerte de descubrirlo a tiempo, me salió un tumor en la vejiga, es cáncer de cigarro totalmente, el 98% de la gente que le da cáncer a la vejiga han sido fumadores”, asegura Mackenna, en lo que será una emotiva conversación.

En esa línea, explica que, “era un polvito que el cuerpo intenta botar y finalmente se queda pegado a unos silos”, sin dudas, su relato, sorprende a todos los invitados de la mesa.

 En medio de la confesión, Francesco Gazzella le pregunta si puede abandonar su vicio, a lo que Mackenna contestó: “Sí, lo dejé, pero ahora volví y tengo que estar en control permanente”.

Sobre la enfermedad, expresa como la ha pasado su familia: “Es algo que te acompaña como un fantasmita, mi papá falleció de cáncer, mi abuelo también”. Al tiempo que, contó el momento exacto cuando se enteró de su padecimiento: “Lo supe hace un año, en pandemia todavía, quedé para dentro”.

Al finalizar, Pablo Mackenna se refirió a las cosas que han cambiado en su vida tras lo sucedido. “Tienes más clara la sensación de finitud, lo que me pasó en ese minuto que pensaba que era algo más grave y que se había acabado, me dio mucha lata que me estuvieran robando tiempo de la cosecha”, confesó